Archivo de la etiqueta: follar

Apuntes de apoyo .Uno


#RELATO:

El maridaje entre exámenes y tensión no es completo si no incorporamos a la mezcla altas dosis de victimismo y “ayquedificilesmicarreras” y toda esa basura. Si no nos creemos nosotros nuestra historia, ¿Quién lo hará?
Ya he desistido de estudiar en la biblioteca. Total, es imposible acabar follando en los baños, porque las pijas sólo van a estrenar zapatos. Cloc, cloc, cloc. Malditas perras. Seguro que vuestra madre os canta las 40 por marcar el parquet, pero claro, aquí no hay parquet. Sólo hay pringaos con obras al lado de casa.
Y tías con zapatitos jijijijij qué monada pues NO, me cago en Dios. Nada de eso. Si no queréis desfogaros en el baño, si no me dais ese gusto, al menos permaneced en silencio. Ya me masturbaré al llegar a casa, pensando en esos zapatos.
[Horas después, consulta del urólogo]
-Puessss – dejó escapar el urólogo mientras me masajeaba el escroto – no tienes nada ¿Eh? Pero vamos, ya que estamos hacemos una analítica de semen y ya está.
– Bu-bueno – balbuceé, mientras aquel cuarentón jugaba literalmente con mi polla. Le faltaba reirse como un loco para joderme el cerebro por completo.
Se gira y coge papel, tras lo cual se limpia las manos y me deja con los genitales cubiertos de gel aséptico, sin ofrecerme una toallita siquiera.
– Lo único, para el análisis tienes que estar antes 5 días o así sin eyacular.
Se destruye el mundo tal y como lo conozco.
– Oiga, pero que estoy de exámenes. Qué pretende que haga para relajarme,¿ fumar coca base?
– Ja ja, ja. Bueno, ja ja ja. Lo siento chaval, son sólo unos días.
Vuelvo a casa cabizbajo. Necesito algo que anule la cafeína que tomo cada día para evitar dormirme. Joder.
[Minutos después, en casa]
– Hijo, ¿Qué te ha dicho el médico?
– No puedo pajearme, ama. No puedo.
– ¿Qué…
– Lo que oyes.
Entro a mi cuarto y cierro la puerta. Miles de banners porno se abren en el escritorio de mi PC según lo enciendo. Las revistas de antaño, ya olvidadas y guardadas, crujientes, bajo la cama, reptan y comienzan a darme golpecitos en los pies. No puede ser.
Me enciendo un cigarro. No se puede comparar. Lo apago.
Abro un libro, Análisis 1. Las integrales son caderas de mujeres imposibles, cierro el libro.
Miro el calendario. Quedan 5 días para acabar exámenes. La prueba es el último día, ya que no son unos análisis tan corrientes como los de sangre u orina.
Me llaman a cenar y la mesa tiene 100 kilómetros de largo, hasta el plato de mi madre…
[Continuará]
theuc

11 comentarios

Archivado bajo Relato