Archivo del Autor: aitorfatale

IN FRAGANTI (soft version)


#POESÍA:

 

Cuánto te paga este (pi) por humillarme así,

dime, cuánto te paga.

Hace falta ser (pi) para hacerlo gratis, cariño, delante de las fotos de tus hijos.

Hace falta ser tan (pi) y (pi) y (pi)

que no me creo que no te pague, el (pi) este que suda bajo tus muslos infames.

Te has vuelto loca, cariño, te has vuelto completamente loca.

Míralo, por favor, si ni siquiera es guapo.

Tiene pinta de beber mal vino y no saber quiénes son Kafka o Nietzsche,

con la (pi) encogida, ahí, jurando por enésima vez

que no es lo que parece.

 

Y tú, (pi), si no es lo que parece dime qué es,

qué estabas estudiando con una lamparita en la punta del (pi).

Qué fácil es -¿verdad?- entrar en una vida, eyacular y largarte.

Qué fácil es (pi) a una mujer sin tener que escuchar un solo llanto suyo,

una sola queja suya, un mínimo conflicto personal.

¿Dónde estabas, eh, (pi) (pi), cuando esta (pi) (pi)

dio a luz a mis hijos, o cuando estuvo meses en coma

a causa de un accidente de tráfico

y yo permanecía día y noche a su lado, cogiéndole la mano,

leyéndole poemas de Bukowski al oído, porque sé que le gustan?

Bah, seguro que no sabes ni quién es.

 

Aitor Bergara Ramos

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Poesía

RELOCOS DE LA INFANCIA (Poema incluido en el libro Surrealismo sucio)


#POESÍA:

 

 

1

 

Llegamos a París en 1920

la noche ocupaba 11 meses al año los barrios pobres / llegamos en un sidecar con motor de 2 piezas y carburador de plastilina

uno de nosotros tenía que sujetar las bicicletas durante el camino / corrían carretera arriba como esculturas cinéticas

puedo recordarlo

mi padre usaba pantalones de campana / se dejaba barba en homenaje a Marx / mi madre cantaba Mamma mía con flores en el pelo / mi hermana escuchaba a los Beatles / tocaba una guitarra construida con sobrantes de leña y cables arrancados de los tendidos eléctricos

fuimos los precursores del movimiento hippie

París no conocía la cultura de masas / las calles estaban abarrotadas de músicos de jazz / Sarkozy no había nacido / Carla Bruni cantaba sus primeras canciones / Leire y yo jugábamos al hula hoop en Montparnasse / cazábamos gamusinos en la torre Eiffel / las prostitutas hacían corros para vernos bailar

fue un verano de 1920

la guerra civil española nos mandó al exilio

recuerdo cómo los coches esquivaban los proyectiles en el instante mismo en que Neil Armstrong pisaba la luna por primera vez

 

 y 2

 

Por aquel entonces se inundaba Berlín

el agua desbordaba los meandros a un ritmo vertiginoso / los ríos arrastraban niños que intentaban nadar al estilo perrito

llovía tanto en Berlín que Hitler robó un cayuco a punta de pistola / le condenaron a 10 años de cárcel / le concedieron después el indulto a fin de relanzar Alemania como primera potencia genocida

como dice Gil de Biedma París estaba lejos en los años 20

apenas sí los ecos de la tragedia afectaron al caudal del Sena / algunos artistas bohemios emplearon sus pipas para bucear / en tanto que moisés caminaba tranquilamente sobre las aguas enviando al infierno a los pecadores / vestía una levita con alzacuellos y gritaba es el día del juicio final

los aerolitos caían del cielo como los misiles de alguna guerra cósmica / recuerdo que llegué a lanzar la peonza subido a un aerolito

en 1920

Aitor Bergara Ramos

2 comentarios

Archivado bajo Poesía

RAPID EYE MOVEMENT


#POESÍA:

 

casi la luz o un misterio intangible / tus ojos borbotean y el verano se adensa en una jarra de fuego / más luz / acueductos tus ojos bajo el templo de la luna estival / tu sonrisa / la madera flagrante de tus ojos / el brillo carmesí de tus ojos cuando tu risa se refleja en los míos y la onda ensoga el cristalino hasta partirlo / hasta multiplicarlo / hasta diluirlo y mezclarlo con las gotas ambarinas del yodo que emulsiona en tus lágrimas / porque tú también lloras / oh sí / bajo la palmera gigante de la noche / también lloras / descubres en siluetas los insectos crujientes / el virus de la niebla aproximándose hasta clavar un piolet en la cima del sueño / como Freddy / o el fantasma de la niñez corrompido en la autoescuela / esas tardes alcohólicas fluctuando en el yo / quién era / quién eras / casi la luz o un misterio intangible / luego llegaste y me quisiste / se cayó por el suelo el cuarzo de tu desnudez / casi líquido / casi límpido / casi la luz / poema de piel y carne rosada atravesada por letras metálicas / y el espasmódico cielo en cortocircuito sidéreo sobre tu desnudez / sobre el baúl de tus ojos que guarda esferas azafranadas / un coágulo de espacio entre nosotros / casi la luz / un animal desnudo con los pechos turgentes / abrasivos / tu piel sujeta en fracciones por lencería de humo / quién eras / el instante aquel respiré el olor de tu nuca y pareció un eclipse / y nuestro amor brilló como ágata fulminada por un haz de tungsteno / llegaste y me quisiste y los corzos sacudieron a trote el horizonte de nuestras miradas / y las avestruces escondieron el pico inquiriendo a la asfixia / le petite mort / le petite mort / tus muslos tan cerca de mis muslos que el final del sexo parecía una mutilación / una extirpación

Aitor Bergara Ramos

3 comentarios

Archivado bajo Poesía