Insula (x)


#OTROS:

Entre los arbustos emergió una suerte de periscopio de cartón que apuntaba directamente a Linda. En aquel momento no pude imaginar que el ojo que se escondía tras aquéllas lentes de plástico no era el de un loco ni el de un niño sino el de un visionario, el de un cazador de belleza que convertía el frágil y fugaz misterio del cuerpo femenino en una forma para la eternidad. Por aquel entonces Linda ya estaba perdida en sus ensoñaciones y hablaba sin parar de la posibilidad de una isla. Era un tema recurrente, tras las sobremesas, cuando compartíamos café o durante los largos paseos de las noches de verano danesas. Ella no se sabía observada pero aquél ojo la retrataba sin parar mientras ella tejía inconexos relatos sobre la isla de la Pasión y el motín del Bounty. Sus reflexiones se hundían en las intrínsecas relaciones entre las utopías, el poder y el sexo. Llegó a negar la validez de cualquier planteamiento filosófico, de cualquier revolución o utopía porque ninguna de ellas era habitada por hombres. “Esas islas están deshabitadas porque los hombres que allí viven no tienen cuerpo, no tienen sexo. No huelen, ni mean ni cagan. Tampoco lloran”. Solía argumentar con su sonrisa. No voy a negar que sus ideas pronto se enraizaron en mis meninges y no pude controlar que sus argumentos destruyesen una y otra vez las ideas que los hombres habían querido legar a la humanidad. Linda se marchó aquella tarde – debía trabajar – dejándome solo pensando en aquel banco en los jardines que bordean al canal de Stadsgraven.

Mi atención, una vez en soledad, volvió a centrarse en el peculiar periscopio que ahora se distraía con las paseantes danesas que paseaban sus cuerpos junto al canal. Me acerqué a los arbustos para descubrir a un viejo harapiento de barba olvidada que con gestos me indicaba que me escondiera junto a él en su imaginaria trinchera.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Otros

4 Respuestas a “Insula (x)

  1. Minade Carbón

    Genial como siempre. Y una pasada la historia de Myroslav Tichý, de quien nunca había oído hablar.

    Sabes crear expectación (algo nada fácil). Quiero ver cómo va(n) avanzando la(s) historia(s). ¿Son también islas estos textos, un archipiélago de personajes, o veremos al fin cómo se convierten en algo así como una península? ¿Tiene Myroslav algo que ver con Harold? ¿Y con el falo -digo, faro-? ¿Con la ramera? ¿Con el paraguas rojo? Y Linda, ¿se unirá -en contra de todo pronóstico- a ¡bLaS! para llevarnos a profundizar en la intrínseca relación entre Utopía, Poder, Sexo y San Inazio (“¡Ding dong din! Hurrengo geltokia…!”)?

    Pasión, intriga, dolor de barriga… 😉

  2. aitorfatale

    Estas historias están unidas por el tono misterioso y nostálgico. Así son las nuevas novelas. Si sigues así y consigues relacionar mínimamente los personajes, serás un éxito de ventas. Enhorabuena.

  3. Rubén Hidalgo

    ¡Ding! dong ding! Marina soy tu fan number one. Mirsolav Tichý es mi idea de Artista en mayúsculas 😛 Aitor, no sé si algún día acabarán ni si estas historias están escritas para el papel.

  4. jaime

    Son unas fotos bellísimas! Yo tampoco tenía ni idea. De hecho, estaba convencido de que la imagen que habías añadido era Anthony Hopkins en algo parecido a Waterworld…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s