Despertar


#MICRO-

Despiertas. Tú aún no lo sabes, pero te estás despertando. Entreabres los ojos y los notas resecos. Apenas puedes distinguir más que sombras indefinidas a tu alrededor. No sabes dónde estás, pero estás incómodo. Tú aún no lo sabes, pero  estás despertando.

Las sensaciones son nuevas. Algunas recién estrenadas, recién desembaladas. Todo suena diferente ahora. Y no te gusta. Sientes tu piel en contacto con una superficie que te resulta dura. Tienes unas agujetas insoportables. Y no te gusta. No te gusta y lloras. Porque tienes frío, porque estás incómodo, porque te estás despertando. Y despertar, ya lo sabrás, a veces duele.

No puedes pensar. No puedes razonar. No puedes hacer ningún tipo de deducción. No estás preparado aún. Sólo puedes sentir. Las sensaciones son ahora el contenido de tu mente. A penas tienes vagos recuerdos de todo lo anterior a este momento: relacionas esas sensaciones entre sí. Y es que apenas estás despertando, aunque tú aún no lo sabes.

Pero llegará un día en que sepas. Para entonces, todo esto y todo lo anterior, habrá sido olvidado. Sólo sabrás que un día naciste, por la evidencia del ti mismo. Y por las fotos de un niño arrugado que apenas se parecerá a ti. Y porque papá y mamá te lo habrán contado.

Minade Carbón

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Micro-

8 Respuestas a “Despertar

  1. aitorfatale

    Marina, ¿estás embarazada?

    😉

    Muy lograda, la alegoría.

  2. niunibon

    Yo creo que este texto tiene muchas lecturas y en concreto hay una, que me tiene pensativa. Y es que, en nuestra vida existen muchos despertares y… no sé tú, pero yo… Ya sabes, pienso (luego despierto) si no serán sólo agujetas de color de rosa o habrá también alguna agujeta en el alma.

    Desde Ibiza con amor… 🙂

    • Minade Carbón

      Auch!, qué profunda lectura… Las agujetas en el alma (rosas, azules, amarillas,…) sólo demuestran que ésta se ejercita de vez en cuando. Y pa’ mí que eso es inherente al simple hecho de tenerla. Es una incomodidad más de estar despierto, pero no por eso es indeseable. A mí me gusta despertarme cada mañana. Eso sí, no hace falta exagerar (no me llames antes de las 9!). En realidad, más duele el insomnio, creo yo. Hay que dormir de vez en cuando para poder despertar bien, verdá’?

      De todas formas, espero que vuestras agujetas sean de tanta zambullida en esas aguas, CA#¬&%$*S!

      • niunibon

        Es decir, que no quieres que te llamen a las 9 de la mañana, que soy una CABRONA (no hay que cortarse ante semejante adjetivo) y que no hacemos los patucos de momento…

        ¡Y pá eso me haces pensar! ¡Menos mal que tengo mi cuadernillo Rubio! 🙂

  3. Rubén Hidalgo

    O_o … Ais…¡Estás embarazada!

  4. Minade Carbón

    Queridos filósofos: no me importaría estar embarazada (pero en un par de años). Aunque guardadme esos patucos que andabais tejiendo.

    Sois unos tíos estupendos. 😛

  5. maritornes

    ¿Y si primero te “colocas” laboralmente y después te “pones” con lo del niño?
    Es que me ha entrado un vértigo sólo de pensarlo…

    Y en cuanto al texto en sí mismo: ¿No será que podemos llegar a tener varios “nacimientos” en diferentes etapas de nuestra vida y en cada uno de ellos tomamos conciencia de algo nuevo que aún no sabíamos?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s