Arenga taimada a un pueblo de riñones


#OTROS:

¡Vísceras omisas! ¡Preteridas glándulas! ¡Cómo me aturden desde aquí vuestros efluvios de orín! (aclamación) Yo sé bien que otros harán mohines y astringencias cuando adviertan vuestra parda corteza venosa (rumor), y que girarán sus cuellos como ujieres torvos cuando escuchen vuestra atareada secreción (rumor desaprobatorio), yo sé bien que otros taparán sus narices así: imitaddo puedilmende una pinza de madeda (chapoteo alborozado y rítmico).

Pero yo os veo, mis riñones, y admiro vuestras mucosas resbalantes, vuestras pedículas brillosas (gran silencio). Pero yo os oigo, riñones míos, y escucho el ulular heroico de los humores y el pálpito sordo de una secreta misión (gran silencio expectante). Pero yo os huelo, aquí y ahora, mis amadas glándulas, y me aturdo extasiado en vuestro efluvio unísono, ¡y aspiro con orgullo este aroma cetrino, chapoteante, renal! (júbilo, palpoteo, excreciones involuntarias entre el público).

Ah, creedme, con cuánto gusto abrazaría vuestra forma de habichuela (júbilo rítmico). Pero no es el sentimiento lo que nos convoca (repentino silencio): es la justicia. Os llamo a recobrar el puesto que os deniegan, os llamo a vengar la afrenta que os hicieron. Seguidme, nobles vísceras, y nadie volverá a afrentaros; marchad conmigo, glándulas fieles, y no se os negará nada (estalla un chapoteo exaltado). ¡Abajo la prepotencia, arriba el riñón! (chapoteo atronador, secreciones rítmicas, marcha y desfile de los riñones).

Jaime

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo Otros

9 Respuestas a “Arenga taimada a un pueblo de riñones

  1. Hector

    Sin duda es la mejor arenga a un pueblo de riñones que he leído hasta la fecha.

  2. Minade Carbón

    Lo recuerdo (como para no…) pero ha sido como leerlo por primera vez. Es asquerosamente divertido. Qué dominio, ¡cuánto vocabulario viscos! Me gusta mucho este texto. Aunque espero que no se rebelen mis riñones, el discurso es tan convincente y visceral…

  3. niunibon

    Mmmm… ¡puaj!

    Genial, absolutamente asqueroso. Por hacer una comparación es una arenga tipo Baraveheart, teniendo de protagonista a Jean-Baptiste Grenouille (El perfume, el del libro, of course).

    Es más, leído una segunda vez me da hasta un poco de miedo… psicopatía pura, creo.

    Los paréntesis le dan un énfasis teatral muy bonito.

    Bueno, bonito y asqueroso. Me voy a tomar conciencia de mis riñones un rato. 🙂

  4. enazapatero

    ¡Jajajajajaja! ¡Qué divertido! Ójala lo hubiera leído tocando gelatina, por ejemplo. Es taaaan pringoso…

  5. Jaaaaaaaa!!!! Es la leche!! Me encanta lo de “excreciones involuntarias entre el público”, lo de “con cuánto gusto abrazaría vuestra forma de habichuela” y la “marcha y desfile de los riñones”.

    Deberíamos crear la categoría “inclasificable” 🙂

  6. Rubén Hidalgo

    Qué corporal te has despertado hoy. Leti seguro que lo está disfrutando.

  7. Jaime

    Gracias, gracias. El mérito es todo de aquel inspirado orador; yo sólo me limito a transcribirlo.

  8. Leti

    Jaime. Gracias. ya era hora que alguien tuviese en cuenta estos pobres riñones que sufren igual (o mas) que el corazón. Y te lo dice una entendida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s