Margarita


#RELATO: Pensaba en él cuando se acordó de que tenía que regar los geranios. Geranios-papá. Papá-geranios. Era un binomio a simple vista incoherente. Inconexo. Pero la relación cobraba sentido en sus recuerdos.

Tenía que regar las plantas antes de que saliera el sol. De lo contrario las gotitas de agua, benéficas en principio, podían volverse feroces lupas que quemarían las tiernas y verdes hojas de aquellos plácidos vegetales.

Ella no los abandonaría. No. Ella no dejaría a su merced a los geranios como su padre había hecho con ella.

Aún recordaba el día en que su padre volvió de pronto tras trece años. Era su cumpleaños. Mamá le había dicho que él estaba muerto. Pero no era verdad. Habían llamado al timbre y al abrir la puerta lo vio allí plantado. “Margarita, hija”, le había dicho su padre, un señor que decía llamarse Narciso. Le hizo entrar. Pensó que tal vez él estaba deseoso de darle alguna explicación, un abrazo, un te quiero…

Le pidió dinero. Tuvo las santas narices de volver el día de su decimotercer aniversario para pedirle dinero. Hubo silencio. Pestañeos incrédulos. Más silencio. “Señor Narciso, tiene una hija de la que lo desconoce absolutamente todo. Se presenta el día de su cumpleaños y ¡¿le pide dinero?!” Le echó del salón a empujones. Margarita arrancó a llorar. Aún no podía creérselo. Al cabo de cinco minutos llamaron de nuevo a la puerta. Era Narciso. Llevaba un ramo de geranios en la mano, recién arrancado, con las raíces aún colgando como frescos cordones umbilicales. “Felicidades hija”, balbució el hombre.

Cuando quiso darse cuenta había salido de su ensoñación. El recuerdo se había desvanecido. Ahí estaba ella, regadera en mano, con un transeúnte gritándole empapado desde la calle. Había ahogado los geranios.

Minade Carbón

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Relato

7 Respuestas a “Margarita

  1. Minade Carbón

    Otro parto de la Kentuky. Claves: “le gustan los geranios y odia a su padre”.

  2. jaime

    Ese día se ve que no estaba.. El resultado está muy bien.
    Y a Dios pongo por testigo, ante cualquier lector de este blog: Minade NO está deprimida. 😉

  3. Me gusta que ahogue los geranios. Maldito Narciso… ¡Se lo merece!

  4. Mikel

    Para estar escrito esta mañana está muy chulo Minade. Bah! Y tampoco es tan deprimente… Tiene su toque….

  5. Minade Carbón

    Gracias Mikel 🙂 En realidad este texto es del primer año en el taller. Para ver el que escribí por la mañana, tendrás que esperar a la semana que viene, CHAN CHAN CHAAAAAAN. Pasión, intriga, dolor de barriga…

    Paaaau!! Éste no es el sitio ni el momento, pero ME HA LLEGADO AL BUZÓN!! Muchas, muchas gracias, GUAPA. Mi señor novio (qué poco le gusta ese mote y cómo me gusta a mí, jej!) y yo estamos deseando verte.

    Muchas gracias por la aclaración, Jaime. Una legión de seguidores de este blog estaba realmente preocupado por mi estado de ánimo. Bajo mi balcón había una multitud de pancartas: “We love U, Marina”, “We are the world, we are the children”, “Si bebes no conduzcas”, etc. Te nombro, además de secretario y chico de los cafés, mi representante y portavoz personal. Mola. 😉

  6. Jaime

    Recordadme entre todos que haga los cambios pertinentes en la próxima versión de los papeles de la asociación;). (Me encantaría que ese punto y coma y ese paréntesis no se convirtieran inmediatamente en una carita amarilla, pero ay.)

  7. Jaime

    UOooooHHh. ¡Funcionó!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s