De sopa y veronal


#MICRO-RELATO: Siempre viví obsesionada con la idea de encontrar un amor perfecto, maravilloso y eterno. Cuando lo encontré, descubrí que se llamaba David, que era arquitecto y que le encantaba la sopa. Todo era tan perfecto y éramos tan felices que yo SABÍA que no duraría mucho tiempo. Las películas me habían enseñado que los únicos amores que resisten el paso del tiempo son aquellos en los que los amantes mueren en una guerra (guerras mundiales, guerra civil española), desastre natural (meteorito, tornado, volcán, ola gigante, Titanic) o se suicidan juntos. Ante la falta de perspectivas respecto a los dos primeros acontecimientos, ambos llegamos a la conclusión de que lo más acertado sería optar por la tercera opción: un día, nos tomamos dos buenos platos de humeante sopa con una dosis de veronal algo más elevada que la que recomienda la OMS. Y eso fue todo. Ni nos dimos cuenta, apenas. David parecía muy sorprendido, desde luego.

¿Creéis que hice mal, al no consultarle primero?

Ane Zapatero

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo Micro-, Relato

9 Respuestas a “De sopa y veronal

  1. Galatea

    ¡¡¡¡¡Me encanta!!!!! Tan breve y contundente 🙂
    (me ha recordado un poco al final de The meaning of life, de Monty Python)

  2. Pregunta quisquillosa pero para la que espero una respuesta: ¿cómo puede ser que esté contando eso si está muerta?

    Qué miedito… A mí también me encanta la sopa…

  3. Hector

    Muy bueno!!!

  4. Jaime

    Tu característico tono preciso en la expresión y tu ritmo sintáctico sostenido y directo, sin concesiones. Además de uno de tus famosos finales! En fin, que está muy bien, Ane. Pero como nunca decimos nada, esta vez voy a sumarme a Paula en la crítica constructiva;).
    Yo no veo especial problema en que esté muerta, pero si es así, ambos están muertos. ¿No deberían estar, por decirlo de alguna manera, en la misma “dimensión” o algo? Al fin y al cabo se han matado para estar juntos… En tal caso, eso podría quedar claro al final (Tipo, “Ahora siempre me dice que hice mal en…”: sí, homenaje a Pedro Páramo, qué pasa, jejej..). Otra opción es que ella sólo lo matara a él, pero, de nuevo, habría que decirlo de algún modo.
    Otra cuestión es que parece haber una contradicción entre el final, donde dejas claro que él no sabía nada, y la frase que dice “…ambos llegamos a la conclusión”. El problema se solucionaría dejando más ambigua la expresión, simplemente quitando el “ambos”.
    Y, por último, ¿puede alguien sorprenderse si le matan con un somnífero?
    Espero que estos comentarios no te sienten mal, sabes que me encanta cómo escribes. Y esto ya para todos: me gustaría que me dijerais a mí también cuando veais algo en mis textos que no os encaje del todo.
    Abrazo!

  5. rubenhidalgo

    Creo que es algo habitual que se llegue a una conclusión sin necesidad de acordar la fecha del acto (lo hacemos habitualmente en bLaS). Lo habitual suele ser fantasear con una muerte feliz disfrutados ya unos cuantos años de jubilación y con unos cuerpos que no dan mucho más de sí. Llegar a esa conclusión para que el amor sea eterno no tiene nada de especial por lo que no veo un problema en lo que dice Jaime. Lo “divertido” del personaje de Ane es que adelanta el suicidio sin avisar.
    Sobre las múltiples dimensiones y la suposición de que ambos deban ir a parar a la misma dimensión, tampoco me parece un problema. Lost ya ha abierto muchos caminos y la propia Teología podría permitir que la asesina acabe en el infierno y el asesinado dependiendo de su bondad en cualquier otro lugar.
    Por lo demás, Ane, recuérdame que vaya con el estómago lleno a las reuniones no vaya a ser que cometa el error de caer en la tentación de probar una de tus recetas famosas de fideos con Veronal.

  6. Minade Carbón

    Toda esta discusión me ha hecho pensar y reflexionar acerca de muchas cosas que hasta ahora he estado dando por hecho. Por ejemplo: ¿cómo puede Mickey, que es un ratón que habla y lleva pantalones, tener un amigo perro que habla y lleva pantalones (Goofy) y sin embargo tener por mascota a otro perro que va a cuatro patas y ladra(Pluto)? Siendo todos animales ¿no deberían tener las mismas características animales o antropomórficas?

    En cualquier caso, me sumo a la petición de Jaime (lo doy por hecho; gracias) y me sumo a todos los demás al decir lo que ya sabes: eres buena, muñeca… Corto, sorprendente y con retranca: me gusta.

  7. enazapatero

    ¡Vaya!
    ¡Muchas gracias! Y, por cierto, agradezco muchííísimo los comentarios, ya sean constructivos o destructivos…En fin, ahora, al leerlos, le he dado muchas más vueltas al cuento que al escribirlo. Antes, en mi cabeza todo tenía mucho más sentido y encajaba bastante bien. Según lo que yo había pensado originalmente:
    -Ambos están muertos mientras la protagonista habla.
    -Ambos hablaron sobre “lo estupendo” que sería suicidarse juntos, en algún punto anterior al día de su muerte: David, en broma; la protagonista, completamente en serio.
    -David se sorprende al darse cuenta de que “ha sido intoxicado” con la deliciosa sopa. Probablemente, odia bastante a la protagonista al darse cuenta de que ella acaba de envenenarlos a ambos. Desgraciadamente, lo desconozco todo sobre la rapidez y eficacia del veronal, así que tal vez debería informarme sobre ello.

    Es decir, que haré algunos cambios. Gracias de nuevo. Pero, sintiéndolo mucho…no, no soy yo, Joseba.

  8. Jaime

    ¿Os dais cuenta de que estamos leyendo cosas los unos de los otros, y comentándolas? Yo todavía no me lo creo del todo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s