Cómo robar a un muerto


#EXPERIMENTACIÓN:

Recetas para sembrar caos y recoger victoria

NORMAS BASADAS EN EL RECUERDO

Paso 1: Debe usted, ante todo, no ser también un muerto.

Paso 2: Dependiendo del tipo de muerto, deberá usted adoptar una serie de medidas para mimetizarse con el entorno.

Medida a) Vístase usted como el cadaver, o parecido. Procure no morir en el intento.

Medida b) Póngase usted al menos a dos tercios del estado tóxico del muerto. Beba, fume. Haga algo. No muera aún.

Paso 3: Adopte una postura indiferente ante cualquier evento que ocurra a su alrededor. Alguien se cae por las escaleras, mire con desdén. Dos personas comienzan a gritarse y a zarandearse, no preste atención. Una joven le pide fuego, no sea usted maleducado y préndala (el fumable que disponga, no a ella ni a sí mismo).

Paso 4: Verifique que usted se ha mimetizado correctamente con el entorno del muerto. Si es el único que opina que el muerto está sobrio y lúcido, puede que ya haya conseguido su objetivo. Si lo único que ve es todo girado 90 grados, puede que haya caído al suelo y no pueda levantarse. Procure permanecer vivo y de pie en todo caso.

Paso 5: Cuando el muerto se retire a sus aposentos, sígalo, sorteando los objetos que se pueda encontrar en el camino. Use para esto su ingenio o su desfachatez. Pise tobillos, tire del pelo, incluso aunque sea totalmente innecesario.

Paso 6: Salude al cadáver. Una vez hecho esto, su presencia allí carecerá de interés, al menos si consiguió un correcto camuflaje. Espere unos minutos y pase a modo ninja.

Corolario al paso 6: El modo ninja puede ser mortal.

Paso 7: Coja la botella más cercana, compruebe su contenido (no beba) y su correcto estado. Una vez que se asegure de haber elegido correctamente, ponga su capa ninja (una chaqueta valdrá) por encima, y salga de allí pegado al techo sin rozar a nadie siquiera.

Paso 8: Celebre la victoria. Se lo merece. Procure no morir en esa celebración, sobre todo si decide llevarla a cabo en modo ninja.

LO QUE EN REALIDAD OCURRIÓ

Jueves a las 10, ya estás completamente borracho.

Tanto, que te crees un moderno y los modernos tienen voz y voto y carecen de empatía.

Babeas en los hombros a las mujeres que se te acercan y que se van siempre con la impresión de que eres un cerdo y un borracho. Más incluso que el muerto. (El muerto sí es de verdad)

Caes al suelo varias veces, cada vez te cuesta más levantarte y sobre todo cada vez te cuesta más ir a la barra.

Empujas a 10 personas para entrar a los camerinos cuando ya te habían invitado a entrar. Nadie parece quejarse de tu falta de modales.

Saludas al cadaver.

Te irrita que no te hagan caso todos con lo moderno e interesante que eres. Decides vengarte.

Ves una botella de ron en una mesa, o eso parece.

Pones la chaqueta por encima: todos te ven hacerlo. Les devuelves la mirada, coges la chaqueta, la botella, y te vas empujando a otras 10 personas por el camino.

Sacas la botella en alto como si fuera un triunfo trascendental en la vida de todos los presentes.

Mueres 2 semanas después haciendo un examen de ética de resaca.

theuc

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Experimentación

6 Respuestas a “Cómo robar a un muerto

  1. Jaime

    Es curioso, no sé, tendrías todas las papeletas para que no me gustara lo que escribes. Entre mis santos están Borges, Thomas Mann y Zweig. O sea, respetables burgueses que nacieron clásicos. Así que algo debes de hacer muy bien para que me guste lo que escribes. Yo sigo sin entenderlo.

  2. Los caminos de la resaca son inexpugnables. A la vez que deleznables, querido Jaime.

    Gracias.

    Aunque estoy convencido que esos señores también salían a destruir de vez en cuando.

  3. enazapatero

    Joseba, tus “escritos” siempre consiguen hacerme mucha gracia. No sé si eso es bueno o malo.
    Oye, ¿quiere decir esta nueva serie que no pretendes continuar tu historia del pobre muchacho al que le prohiben masturbarse? ¡No es justo!

  4. A ver. Para vuestro regocijo diré que estoy de exámenes y acabo de llegar de La Otxoa (todo cocido) Y, Y, por supuesto que seguiré la serie. Pero supongo que en NSH, más de seguido cuando tenga un rato, ¿no? tampoco es plan de abusar en Blas. Blastardos. Oh mierda, estoy siendo un grosero. Me da igual. ¿Cuando dejarán de ser graciosas mis borracheras entre semana? Whatever, tengo 23 años.

  5. Jaime

    No seríamos bLaS si entre nosotros no tuviéramos a alguien que se emborracha los lunes en La Otxoa… y luego visita sus blogs.

  6. rubenhidalgo

    Joseba for President. Yes, we fuck!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s