Apuntes de apoyo .Uno


#RELATO:

El maridaje entre exámenes y tensión no es completo si no incorporamos a la mezcla altas dosis de victimismo y “ayquedificilesmicarreras” y toda esa basura. Si no nos creemos nosotros nuestra historia, ¿Quién lo hará?
Ya he desistido de estudiar en la biblioteca. Total, es imposible acabar follando en los baños, porque las pijas sólo van a estrenar zapatos. Cloc, cloc, cloc. Malditas perras. Seguro que vuestra madre os canta las 40 por marcar el parquet, pero claro, aquí no hay parquet. Sólo hay pringaos con obras al lado de casa.
Y tías con zapatitos jijijijij qué monada pues NO, me cago en Dios. Nada de eso. Si no queréis desfogaros en el baño, si no me dais ese gusto, al menos permaneced en silencio. Ya me masturbaré al llegar a casa, pensando en esos zapatos.
[Horas después, consulta del urólogo]
-Puessss – dejó escapar el urólogo mientras me masajeaba el escroto – no tienes nada ¿Eh? Pero vamos, ya que estamos hacemos una analítica de semen y ya está.
– Bu-bueno – balbuceé, mientras aquel cuarentón jugaba literalmente con mi polla. Le faltaba reirse como un loco para joderme el cerebro por completo.
Se gira y coge papel, tras lo cual se limpia las manos y me deja con los genitales cubiertos de gel aséptico, sin ofrecerme una toallita siquiera.
– Lo único, para el análisis tienes que estar antes 5 días o así sin eyacular.
Se destruye el mundo tal y como lo conozco.
– Oiga, pero que estoy de exámenes. Qué pretende que haga para relajarme,¿ fumar coca base?
– Ja ja, ja. Bueno, ja ja ja. Lo siento chaval, son sólo unos días.
Vuelvo a casa cabizbajo. Necesito algo que anule la cafeína que tomo cada día para evitar dormirme. Joder.
[Minutos después, en casa]
– Hijo, ¿Qué te ha dicho el médico?
– No puedo pajearme, ama. No puedo.
– ¿Qué…
– Lo que oyes.
Entro a mi cuarto y cierro la puerta. Miles de banners porno se abren en el escritorio de mi PC según lo enciendo. Las revistas de antaño, ya olvidadas y guardadas, crujientes, bajo la cama, reptan y comienzan a darme golpecitos en los pies. No puede ser.
Me enciendo un cigarro. No se puede comparar. Lo apago.
Abro un libro, Análisis 1. Las integrales son caderas de mujeres imposibles, cierro el libro.
Miro el calendario. Quedan 5 días para acabar exámenes. La prueba es el último día, ya que no son unos análisis tan corrientes como los de sangre u orina.
Me llaman a cenar y la mesa tiene 100 kilómetros de largo, hasta el plato de mi madre…
[Continuará]
theuc
Anuncios

11 comentarios

Archivado bajo Relato

11 Respuestas a “Apuntes de apoyo .Uno

  1. Necesito, exijo saber cómo continúa. El personaje está hecho un Bukowski del siglo XXI. Además, me recuerda a esa terrorífica película en la que Ashton Kutcher (¿?) se vuelve casto por una apuesta.

    Yo digo que el muchacho va a estallar. Literalmente 😀

  2. aitorfatale

    Ja, ja, ja. No es Ashton Kutcher, Paula, sino Josh Hartnett. Ay…
    A mí, en cambio, me recuerda completamente a Joseba.

    Te tomas tus licencias gramaticales, ortográficas, narrativas, pero manejas bien el sentido del ritmo, dibujas bien las escenas, consigues buenas sentencias, posees un convincente y amargo sentido del humor y, sobre todo, te felicito por ello, no conoces la vergüenza.

  3. Lo único que me gustaría conocer es cómo cojones devolver al texto los saltos de línea que tenía.

    Pero gracias, Aitor.

    PD: No se quién será ese Joseba del que habláis, pero seguro que tiene los huevos llenos.

  4. Joseba, lo que yo te dije que probé (o sea, pegarlo todo en una entrada nueva) funcionaba (o al menos a mí me funcionó)… Eso sí, ahora ya se perderían nuestros entusiastas comentarios 😀

  5. Listo. Lo arreglé. Y ahora me voy a un examen. De ética. Jaime, quizá te vea. O más probablemente, no.

  6. rubenhidalgo

    Ahora entiendo lo de Fuck yeah!

  7. annelepesenerfs

    Tener “los huevos llenos” es una expresión que siempre me ha fascinado. Enhorabuena, Joseba, por hacer que no caiga en el olvido y enhorabuena, también, qué huevos llenos, por el relato. Esperamos la continuación.

  8. enazapatero

    ¡Jajajaja! ¡Qué…gráfico! 😀
    Me encanta la parte de los tacones de las pijas. De hecho, me recuerda a un caso clínico que nos presentaron en clase de un pobre fetichista que iba a los cines para chupar las suelas de los zapatos de las mujeres…
    Joseba, ¿estás bien, verdad?

  9. No sé responder a esa pregunta, Ane.

    Gracias a todos, chicos.

  10. Minade Carbón

    Las tías con zapatitos de tacón de la biblioteca son ya toda una institución. Tienen hasta un grupo en facebook (calla, YO tengo un club de fans de mis chistes en facebook… Ay, espera que lo saboree. Ya.). Ocupan sitios dejando un par de fluorescentes sobre la mesa mientras desaparecen durante horas (no sé yo si estarán en los lavabos, Joseba), mientras los demás deambulamos como idiotas en busca de silla. Habrá que madrugar como lo hacen los jubilados para poner la sombrilla lo más cerca posible de la orilla.

    A todo esto, yo sólo entraba para decir que me ha gustado mucho el texto. Y sí, afortunadamente tú no tienes ni un poquito de vergüenza. Espero que publiques la continuación 🙂

  11. rubenhidalgo

    Por cierto theuc… en la upv las mujeres con tacones copulan en los baños. Lo sé de buena tinta. En Deusto los teólogos se eyaculan los unos a los otros mirando al laberinto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s