Hiperrealismo, desempleados y nuevas estructuras del arte.


#ENSAYO:

#HALLAZGOS:

Por favor, en pantalla completa todo se ve mucho mejor.

[Vimeo 7809605]

Las nuevas estructuras expositivas basadas en comunidades virtuales y en pantallas digitales nos permiten indagar y repensar la pertinencia de las vetustas columnas sobre las que se asienta el mundo del arte hoy y, además, alegran nuestros espíritus que, explorándolas, se ven inmersos en experiencias estéticas novedosas producidas por nuevos artistas que escapan, por su propia naturaleza, a las cada vez más enredadas relaciones del mercado y del mundo del arte. Es ésta una intuición que brota en mis reflexiones al experimentar la distancia entre nuestro mundo y todo el conjunto de lo que suele ser reconocido como el mundo del arte.

El reto ante el que nos coloca la Red a la hora de repensar el arte no ha sido suficientemente abordado y, quizá, la reflexión que pueda generar creaciones como la del cortometraje que aquí presentamos – de The Third & The Seventh- puedan ayudar a abandonar, por fin, la dependencia del público de los clásicos distribuidores y posibilitadores de experiencias estéticas: las instituciones artísticas y los mercados culturales.

Sin embargo, estas ideas, que no quiero desarrollar aquí, no son más que una excusa para presentar este video que me dejó hiperculturémico tras verlo por la belleza de sus composiciones y por lo que su realización me sugiere. El video es obra de Jorge Seva (1979), nombre real del hombre que se esconde bajo el seudónimo Alex Román. La idea es clara, recrear digitalmente espacios arquitectónicos desde el punto de vista de un fotógrafo. Pero esta hazaña no tendría mayor importancia si no habría alcanzado semejante resultado. La reproducción alcanza niveles hiperrealistas. Esta realidad virtual parece aquí mostrarse más llena de potencialidad estética que el mundo que observamos con nuestros ojos hasta que el surrealismo aflora y descompone nuestra mirada absorta, que no entiende, que descubre el engaño de una mimesis perfecta que ha sabido captar la esencia última de lo real: su devenir. Las recreaciones imaginadas de los espacios arquitectónicos, lejos de ser copias ideales, muestran texturas castigadas, imperfecciones que reafirman su vida, su realidad. Parece como si este hombre asentándose en estéticas de inspiración japonesa – recordemos las geniales indagaciones de Tanizaki en su Elogio de la sombra- quisiera replantear el enfoque al que nos tienen acostumbrados los artistas digitales. Lo viejo siempre tuvo un encanto estético; las realidades que no envejecen ni cambian poco interés han conseguido despertar en mis ojos.

Y todo esto ha sido concebido y modelado por un individuo desempleado que sólo ha encontrado un apoyo: el de las comunidades digitales de creadores. La exposición en estas plataformas y la favorable respuesta de las comunidades y del público le han ayudado a mantener su ego lo suficientemente intacto para llevar a buen puerto tan metafísica – por dimensiones y concepto- tarea. Un año y medio de una vida para moldear y representar ese mundo a medio camino entre el hiperrealismo y el surrealismo, la arquitectura y la fotografía, entre la realidad y la creación, y sin apoyo de ninguna de las instituciones típicas del mundo del arte. El trabajo de mimesis que supone representar digitalmente todas y cada una de las hojas de los arboles que rodean la casa del monte Fuji de Satoshi Okada no nos puede dejar indiferentes. La bella mezcla de espacios y las interpretaciones que el artista realiza nos sustraen de los espacios cotidianos para trasladarnos a un flujo de ensoñaciones arquitectónicas. Ando, Gehry, Chillida, Kahn, el extravagante Calatrava y otros son interpretados aquí por los ojos de un fotógrafo que posibilitan el recorrido visual y que se muestran a sí mismos en escena -negando en cierta medida la idea del ojo wittgensteiniano velado en la realidad.

Alex Román demuestra con ello los caminos que la red ha abierto para un nuevo tipo de creador que rompe definitivamente con los circuitos expositivos, que no necesita de museos ni instituciones para transmitir su creación, y que nos hace cuestionarnos si el espectador, aquel que busca las experiencias estéticas, no debe buscar nuevas fuentes en lugares que el mundo del arte no puede reconocer como propios por democráticos y escurridizos.

R.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Ensayo, Hallazgos

5 Respuestas a “Hiperrealismo, desempleados y nuevas estructuras del arte.

  1. Jaime

    El vídeo es increíblemente bello, Rubén. Tenía la firme intención de ver sólo un fragmento, y no he podido. Mi ignorancia audiovisual creo que me hace perderme algo de su mérito. ¿Cómo está hecho? ¿A partir de fotografías?
    En cuanto a tu texto, sí, desde luego, debemos dar gracias a la Red de que estas maravillas puedan crearse y compartirse más libremente, pero: ¿no necesitará el arte siempre archivos? ¿Y cómo constituirlos y asegurarlos si no es mediante instituciones, jerarquías, poder? ¿No es vano el sueño de un arte ajeno al mercado y al poder?

    • rubenhidalgo

      No son fotografías. Ese hombre no ha visitado todos y cada uno de esos lugares para realizar el cortometraje. Simplemente se ha limitado a esculpir digitalmente – a dibujarlos en 3 dimensiones con un ordenador – recreando los espacios. El único personaje que no está creado por ordenador es el fotógrafo que es el autor mismo filmado e incrustado en los espacios tridimensionales por el mismo esculpidos. El mérito consiste en recrear la realidad con tal capacidad de detalle que nuestro ojo no sea capaz de percibir la diferencia entre una fotografía o un fragmento cinematográfico de los edificios y su creación virtual, en construir y filmar sin materia ni cámaras fotográficas, ni luz, ni lentes. Es una vuelta de tuerca a aquella exposición que hace años estuvo por Bilbao, “la ciudad que nunca existió”. Es pintura, es creación, es mimesis llevada al extremo.
      Respecto al sueño de un arte ajeno al mercado y al poder, creo que el poder y el mercado siempre ha tenido mecanismos para fagocitar todo intento de creación al margen de estas estructuras. Sin embargo, las posibilidades que plantean las plataformas digitales a la hora de crear archivos, en principio, ajenos a las instituciones pueden permitir la disolución de fronteras entre público y arte. Al fin y al cabo, el artista se clasifica y expone, la comunidad, o público, reafirma la clasificación y Google recoge y posibilita la continuidad de este proceso de exposición, visionado y crítica. A mí me parece un cambio que debería preocupar al mundo del arte, sobre todo, una vez que las experiencias estéticas se han expandido hasta los últimos rincones de la producción de la cultura de masas. Ya no es una industria que crea para las masas. Ahora todo individuo – siempre y cuando viva en una zona geográfica que tenga las suficientes infraestructuras como para permitirlo – incluido el artista puede saltarse los intermediarios para aprovechar los mecanismos de esta nueva cultura de masas y llegar a su público. Esos archivos, si se quieren, siempre que se acepte el soporte digital como un soporte digno del arte, pueden ser eternos. ¿Tiene sentido mantener unas instituciones que basan gran parte de su poder en la necesidades físicas de los soportes físicos del arte? ¿Tiene sentido un mercado de productos materiales que si tuvieran una base digital podrían ser reproducidos y recreados infinitas veces?

  2. Jaime

    Ahora lo entiendo y me asombra. Ni por un momento hubiera dicho que esas imágenes no reproducen los lugares ‘del natural’.
    Tienes razón en cuanto a lo de los soportes físicos. El museo se asienta sobre su supuesto poder para preservar artefactos del paso del tiempo. Y, de hecho, se les plantea un problema cada vez mayor con los archivos digitales. Entiendo que es ahí sobre todo donde se abre un espacio nuevo. Pero, en primer lugar, eso no significa que desaparezca el arte analógico. No creo que lo haga, y sus necesidades físicas tampoco, claro. En segundo lugar, es cierto que en un archivo digital cibernético el artista puede saltarse los intermediarios que existían, pero ¿no surgen nuevos? Tú mismo citas a Google, que es ya la puerta de entrada a toda la cultura humana.
    Creo que, más bien, este tipo de ensayos en la Red, al margen de las instituciones, en la mayor parte de los casos no serán más que un trampolín de entrada en esas mismas instituciones. Está pasando ya con el arte urbano. Mira Banksy. Y yo no lo veo mal, que conste.

    • rubenhidalgo

      No tengo una bola de cristal para adivinar el futuro pero sí veo como posibilidad un cambio brusco en el modo de relacionarse con el arte. Acepto que surgen nuevos intermediarios. Google lo es. Pero no es una reproducción de los modelos clásicos de archivo y distribución de obras de arte. Tal vez sea otra cosa – debo pensar más en lo que es porque quizá hay alguna similitud entre la Fundación Guggenheim y millones de arañas cibernéticas sin alma ni voluntad que recorren la red indexando todo su contenido y poniéndolo a disposición de todo aquel que consulte el gran atlas del mundo-.
      Y sí. El artista debe comer y ganar dinero, y fanfarronear ante efebos o nenas con su status en el mundo del arte. A mí tampoco me parece mal que lo hagan. De hecho estoy seguro que nuestro artista desempleado tiene entre sus objetivos al presentar esto al mundo, conseguir un trabajo o introducirse en la industria cinematográfica. De cualquier modo, creo que estos fenómenos son nuevos y que posibilitan – no digo que lo acaben haciendo – cambios futuros no pensados.

  3. Jaime

    Ahí sí estoy totalmente de acuerdo. (Aunque, la verdad, ni que hiciera falta…) Y no está mal eso del Guggen y las arañas sin alma. Ya conocéis mi afición a las arañas: puede dar para algo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s